Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

LO QUE QUEREMOS - VS - LO QUE TENEMOS

Siempre me he dado cuenta de que el ser humano es extraño,  capaz de hacer cosas tan bella que son dignas de admirar por muchos y capaz de hacer cosas tan terribles dignas de salir en los libros de historia, con el único objetivo de enseñarnos que dicho comportamiento no puede volverse a repetir, somos seres ambiciosos, impacientes y a veces y solo a veces, sentimentales.

Pero hay específicamente algo en el ser humano que me hace especialmente gracia, y es la capacidad de querer todo aquello que no tenemos o que es de otros, y una vez lo conseguimos (si es que llegamos a hacerlo), simplemente buscamos otra cosa nueva que querer y nos olvidamos que la tenemos, la guardamos dejándola que coja polvo, y en el momento en el que otra persona se interesa por ella o nos la arrebata es cuando vuelve a captar nuestra atención, para una vez vuelva a ser nuestra la volvamos a olvidar, y ese es el infinito bucle.

Bien pero y si en vez hablar de cosas hablamos de formas, forma física, forma de pensar, forma de actuar, forma de vestir. La mayoría de las veces envidiamos a otros por cosas que nosotros no tenemos, o nos adaptamos de tal manera que casi llegamos a convertirnos pequeñas réplicas de una persona en concreto llegando a perder incluso hasta nuestra originalidad, perdiendo incluso lo que nos hace ser quienes somos, nuestro toque especial.

Realmente esto me hace bastante gracia, pero más aún me hace gracia el hecho de que siempre queramos lo contrario a lo que tenemos, si esta eres rubio quiere ser moreno, si eres moreno quiere ser rubio, si tienes lo ojos verdes lo quieres tener azules y si los tienes azules los quieres tener verdes, lo peor es que la mayoría de las veces que conseguimos esto que tanto deseamos nos damos cuenta que no nos gusta, o que realmente no era lo que queríamos, y en muchos casos esto es reversible, pero en mucho otros…


Y es que el ser humano está condicionado para querer todo aquello que no tiene, y cuando lo tiene se da cuenta que lo que realmente quería, era lo que tenía y no lo que quería, y es que siempre sabemos lo que tenemos, pero no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos. 


martes, 16 de diciembre de 2014

Pongamos de moda la felicidad


Siempre tendemos a asociar la felicidad, con una cara alegre, una personalidad positiva, o a personas que no se toman nada muy a pecho, pero realmente ¿Hasta cuanto una sonrisa puede ocultar una gran tristeza?

La felicidad es el recurso más fácil en el que esconder la tristeza, pues la gente deja de preguntar qué te pasa al ver una sonrisa de felicidad, es una forma de protegerte, pero también de encerrarte en ti mismo alejando a los demás de tus propios problemas, al fin y al cabo es más fácil sonreír y hacer que todo va bien que tener que aguantar largas charlas de “estar triste no es la solución”.

Y cuando haces esto te empiezas a encerrar en ti mismo, te siente solo aun cuando estas rodeado de personas, y por alguna extraña razón, cuando necesitas desesperadamente a alguien con quien hablar, a alguien con quien liberar toda esa frustración, toda esa pena, toda esa rabia y dolor acumulado, nadie puede ayudarte, todos tiene algo mejor o más importante que hacer, aun sabiendo que cuando ellos te necesitaron tu dejaste todo lo que hacías para ayudarle.

Poco a poco te va dando cuenta de que cada día cambias más, cada día apagas un poco más tus sentimientos, empiezas por no tomarte nada a pecho, empiezas a ser indiferente hasta que al final te das cuenta que te ha apagado tanto que te sientes hueco, frio y alejado por voluntad propia del resto, y entonces quieres volver a ser como antes, a ser verdaderamente alegre, a sonreír de verdad y no de mentira, pero llegados a ese punto ya no hay vuelta a tras la persona que fuiste entonces ya no existe.
Tal vez no todos lleguen a este punto, mucho se quedaran perdidos en sus mentes durante años, encerrados en sí mismo, llorando por dentro, gritando por dentro, pero si logras darte cuenta que llegados a este punto eres libre de volver a redefinirte cómo quieres, de ser la persona que realmente quiere ser, y en ese momento en que te das cuenta que aunque muchos fueran de tu vida, lo hicieron por que no debían de estar en ella, y que los que quedan los que los que realmente te aprecian seas como seas, en ese momentos sueltas el lastre que te hundía, y entonces entiende que estar triste solo es perder el tiempo, cuando entiendes que la vida esta para disfrutarla y no para estar hundido en la miseria es cuando aprender a vivir, en cuando aprendes que si quieres puedes ser quien queras ser, y que es cierto que tus problemas no le incumben al resto, pero los sigues contando porque sabes que están ahí para ayudar a llevar la carga contigo, cuando aceptas que las cosas buenas existen de verdad es cuando por fin tu sonrisa no es un simple trozo de cartón piedra en el que esconderte, sino una llave para abrir puertas.

En resumen, aprende que no todos están siempre, porque el siempre no existe, pero si esta de su mano estar y realmente te aprecien, estará, aprende a dejar marchar a la gente que no te quiere, para recibir a gente que lo haga, aprende que siempre habrá alguien dispuesto a escucharte, a abrazarte, consolarte y aconsejarte, aprende a no tomar nada demasiado a pecho, pero a la vez, vivir cada día con los sentimientos al máximo, aprende a ser fuerte, pero a la vez ser dulce, realista y no optimista ni pesimista, y sobre todo a buscar cualquier pequeño momento para sonreír de verdad, porque la felicidad es pasajera, pero ahí está lo bonito de la vida, pues no podríamos admirar la felicidad ni a alegría si no hubiera triste raza y pena, y por qué todo aunque tarde acaba llegando

Y recuerda la felicidad es lo que a ti te haga feliz( valgan las redundancias), no lo que la sociedad que te diga que es ser feliz, o lo que la gente te diga que es la felicidad.


  




jueves, 11 de diciembre de 2014

Los 20 pasos de cómo sobrevivir a: Un Apocalipsis Zombie

Imagina que mañana estás en tu casa, y dicen por la Tv que han descubierto un nuevo virus que te mate y luego te resucita con sed de carne humana, pocos días después declaran la alerta de pandemia y en menos de un mes todo el planeta entero esta patas arriba, la gente no piensa en esto pero en este tipo de situaciones se cortan los suministro de agua, luz, y gas así como las comunicaciones en Internet. Imagina que después de quitarte todo eso has logrado sobrevivir en la tranquilidad de tu hogar, como seguirías una vez se te acaban los suministros.


Y a continuación los 20 sencillos pasos para respirar un día mas: 

       Asegura un arma antes de salir a la calle.
      Puede que seas muy rápido, muy hábil o muy fuerte, pero sin un arma con la que defenderte estas muerte, además intenta que el arma no haga mucho ruido, elige entre tus prioridades cuchillos, espadas, hachas o cosas largas y con filos, al fin y al cabo son silenciosas y no se acaban como la munición.

    Lleva siempre medicamentos.
       Los medicamentos son algo imprescindible, ya no solo los típicos desinfectantes, siempre viene bien llevar algún antibiótico, algún calmante para el dolor y vendas entre otros.

       Comida y agua.
      Como todo el mundo sabe la comida y el agua es algo imprescindible, intenta buscarlo en pequeños establecimientos y evitan los grandes almacenes donde puede haber muchos peligros, en cuanto al agua intenta que sea de botella y si la recoges de algún sitio en concreto intenta potabilizarla con lejía.

      Nunca dejes de moverte.
       Aunque parezca lógico que si encuentras un sitio tranquilo te quedes a vivir ahí, debes de saber que nunca sabes cuando se va a acabar esa tranquilidad y lo que ahora parece seguro mañana puede ser una trampa mortal

      Evita la grandes ciudades.
     Donde habrá gran multitud de infectados y de peligros que desconoces

      Un mapa.
      Siempre es imprescindible para saber por dónde te estas moviendo, para buscar recursos cercanos, o para salir de algún aprieto.

       Evita moverte con grandes multitudes.
      Contra menos gente seáis en tu grupo más seguro es, las provisiones tardan más en acabarse, llamáis menos la atención, no necesitas lugares muy grandes para refugiaros  

       Evita los grandes grupos de personas.
       Cuando vallas yendo de un sitio para otro es importante que evites a los grandes grupos, sobre todo los grupos en lo que no se divisan niños o mujeres, es muy probable que solo sean vándalos, ladrones o asesinos que os mataran mucho antes que ayudaros

       Aprende a dormir en cualquier sitio.
       Si no eres capaz de encontrar un sitio seguro donde dormir o en otra palabras una casa, usa tu ingenio para buscar otros sitios, subirte a un árbol, dormir en el maletero de un coche, en el balcón de un primer piso( siempre que no puedas acceder a dicho piso)

          Intentan no usar medios de transporte de gasolina.
       Un coche, una moto, un camino son sitios seguros para moverte, pero generan mucho ruido y añaden un recurso más a tu lista de cosas que buscar, además pueden dejarte tirado en medio de cualquier parte o en el peor momento posible

          Usa tu entorno.
     Cualquier cosa puede ser un arma o con cualquier cosa se puede usar para construirla, cualquier cosa puede generar una “zona” segura por unos instantes para idear otra idea de escape, y cualquier objeto se puede usar para despistas, hacer ruido o incluso fuego, solo tienes que abrir tu mente.

         Antes de acomodarte revisa.
    Ya no solo al entrar a una casa, si no al subir a un coche, o al salir a la calle, intenta además prever de donde puede venir o salir

      Si vas a instalarte busca lugares que elimine francos.
     Una zona de costa, donde toda la parte de agua queda eliminada de donde te pueden atacar y puedes usarla de escape al borde de una montaña, y en la medida de lo posible intenta evitar los edificios a no ser que te las apañes para limpiarlo entero y bloquear la salida de forma que tu puedes entrar y salir rápidamente pero ellos no ( Lo carros de la compra y los muebles son una buena opción para esto)

    Lleva algo de ropa de abrigo siempre que puedas.
    Nunca sabes cuándo te va a venir bien un jersey o un chubasquero, por que recuerda que el frio también mata

          Intenta no caminar de noche.
      La oscuridad aguarda muchos obstáculos que son casi invisibles hasta que no los tienes encima, además estarías abusando de un recurso que es la luz que te puede ser necesario más adelante

       Intenta llevar el menor peso posible y que todos lleven de todo.
     El peso te hace más lento y el hecho de repartir suministros: que uno lleve la comida, otro los medicamentos, otro la ropa. Eso te puede sentenciar a muerte si por cualquier caso os separáis.



       Cuida de ti mismo.
    Intenta estar descansado, el cansancio pude ser una causa de que no puedas escapar o te quedes sin fuerzas para escalar algún sitio, cúrate todas las heridas, lo que hoy es un arañazo, mañana puede ser una infección.

       Aprende en la medida que te sea posible.
     Siempre puedes encontrar libros de supervivencia, de pesca, de caza o de bricolaje, medicina, mecánica, electrónica que te pueden ser útil, el conocimiento en estas circunstancias puede salvarte la vida, y si encuentras a una persona que los tiene intenta aprender de ella.

      Ayuda sin ponerte en riesgo.
     Es un mundo donde solo sobreviven los fuertes, pero si puedes ayudar a alguien a respirar un día más nunca será algo malo, pero recuerda que tu tienes unos límites y tienes que reconocer cuando la otra persona tiene una oportunidad o cuando está sentenciado a muerte

       Ve en busca de un lugar seguro.
     Por muy mal que se ponga la cosa siempre se tiene que tener la esperanza de que algún lugar del mundo ha logrado sobrevivir, rebusca en la frecuencias de radio o lee los mensajes que veas por la calle, eso te puede indicar si existe algún lugar al que esto no haya llegado, si no siempre te queda la posibilidad de conseguir unas semillas, unos cuantos animales e irte a una isla en medio de ningún sitio donde sobrevivir de la mejor manera que puedas o hasta que te quedes sin nada.

 Nunca te hagas el muerto. 
         Quien sabe cuando les puede entrar el hambre 

      
                          NUNCA TE FIES DE LOS DESCONOCIDOS




 Si esto ocurre y sigues estos consejos es muy probable que sobrevivas, pero recuerda que para sobrevivir hay que hacer sacrificios, nunca se puede salvar a todos, y en este caso y en mi opinion tu vida va antes que nada, siempre y cuando no tengas la poca decencia de agredir a alguien para escapar tu, pero si hay que correr, corre.    






viernes, 5 de diciembre de 2014

COMO HACER UN PASTEL DE CHOCOLATE EN TAZA Y AL MICROONDAS

 EN SOLO 5 MINUTOS.

 Lo mejor de todo es que su elaboración es muy sencilla , solo necesitas una taza y de un horno microondas, este postre te puede sacar de apuros en cualquier momento que lo necesites.

Ingredientes: (Para dos personas)
  •        2 huevos
  •      6 cucharadas de aceite
  •      8 cucharadas de leche
  •       6 cucharadas de azúcar
  •         6 cucharadas de cocoa natural en polvo
  •        8 cucharadas de harina de trigo
  •          1 cucharadita de polvo para hornear


Preparación:
  • 1    Mezcla los huevos y el aceite en un recipiente grande.
  • 2.      Luego debes agregar la leche, azúcar y cocoa y seguir mezclando hasta integrar los ingredientes.
  • 3.      Posteriormente, se debe incorporar poco a poco la harina, revolviendo para evitar grumos. Por último, añade el polvo para hornear y mezcla bien.
  • 4.      Una vez lista la mezcla, debemos verter en cada una de las tazas y colocarlas en el horno  microondas, durante 3 minutos a potencia alta.
  • 5.      El pastel va a subir un poco, pero no se derramará de la taza.
  • 6.     Transcurridos los 3 minutos saca  del horno y, si lo deseas, baña con jarabe de chocolate.


Nota: si deseas preparar un solo pastel deberás utilizar una sola taza y la mitad de cada uno de los ingredientes anteriormente descritos.




Para mas recetas como esta, puedes entrar en: http://www.meencantaelchocolate.com/

miércoles, 3 de diciembre de 2014

EFECTO INVERNADERO O AUTODESTRUCCIÓN


Crítica personal
(Para el que no sepa del tema la descripción y explicación esta al final de la critica personal)

El grave problema de esto es que si esto sigue así, puede provocar grandes cambios en el clima a nivel mundial: Como el deshielo de los casquetes polares lo que provocaría el aumento del nivel del mar. Las temperaturas regionales y los regímenes de lluvia también sufren alteraciones, lo que afecta negativamente ala agricultura. Cambios en las estaciones, lo que afectará a la migración de las aves, a la reproducción de los seres vivos.
No sé si os dais cuenta de esto pero, hoy a 3 de diciembre fecha en la cual todos deberíamos ir con jersey, yo estoy en mi casa con la ventana abierta y en manga corta, cada año que pasa las estaciones se retrasan más y cada día que pasa y aunque no nos demos cuenta el nivel de agua sube y sube, tan poco que aún es imperceptible para nuestro ojos, pero en breve lo será, además las altas temperaturas están empezando a hacer mella en cientos de seres vivos que habitan en nuestro planeta. Para que veáis de que os hablo si nuestro ojos pudieran ver el CO2  lo que veríamos será eso:







Descripción:
Para el que no sepa que es el efecto invernadero: es el fenómeno por el cual determinados gases, quede por si son componentes de la atmósfera terrestre, retienen parte de la energía que la superficie planetaria emite por haber sido calentada por la radiación solar. Sucede en todos los cuerpos planetarios rocosos dotados de atmósfera.
Si no fuera por el efecto invernadero, la vida en la Tierra, tal como la conocemos, no sería posible, ya que la temperatura en la superficie estaría en torno a los −18 °C
El efecto invernadero se está viendo acentuado en la Tierra por la emisión de ciertos gases, como el dióxido de carbono y el metano, debido a la actividad humana.
Actualmente el CO2 presente en la atmósfera está creciendo de modo no natural por las actividades humanas, principalmente por la combustión de carbón, petróleo y gas natura. Por tanto es preciso diferenciar entre el efecto invernadero natural del originado por las actividades de los hombres

Los gases invernadero permanecen activos en la atmósfera mucho tiempo, por eso se les denomina de larga permanencia. Eso significa que los gases que se emiten hoy permanecerán durante muchas generaciones produciendo el efecto invernadero. Así del CO2 emitido a la atmósfera: sobre el 50 % tardará 30 años en desaparecer, un 30 % permanecerá varios siglos y el 20 % restante durará varios millares de años.

domingo, 30 de noviembre de 2014

La generación SmartPhone o Zombie.


Vivimos en un mundo donde tocarse el bolillo y no notar el móvil puede generar verdaderos momentos de pánico, en donde quedar con amigos es pasar el tiempo hablando con móviles, en donde ir a dar una vuelta significa caminar mirado el Whatsapp, y en donde cualquier actividad recreativa se realiza con el único objetivo de exponer su resultado por las redes sociales, ¡vivimos un  mundo de zombies!. 

No discuto el hecho de que vivimos en una época en la que no disponer de un medio de comunicación de última generación es estar desconectado del mundo en general, ni el hecho de que la Televisión ha empezado a quedar como un medio desfasado  y obsoleto de información dejando a internet prácticamente el monopolio de la información donde las noticias prácticamente son al instante y puedes escucharlas y retrasmitirlas prácticamente en directo, no discuto el hecho de que las redes sociales son una de las mejores y novedosas formar de comunicación y como bien indica en su nombre socialización, ni tampoco el hecho de que la tecnología ha dado paso a una nueva forma de estudio y entretenimiento.
Pero hasta qué punto esto es bueno, porque llega un momento en el que ir por la calle y no ver a una persona atada a su móvil es algo incluso extraño, y esto crea una extraña dependencia por un artilugio que hasta hace muy poco no estaba en nuestras vidas, y si nos paramos a pensar en la gravedad de esto, nos daremos cuenta de que de media miramos la pantalla de nuestro móvil o “Smartphone” cerca de unas 200 veces al día, pero realmente en que medida la información de un medio, en el cual cualquier dato que se esparce de manera exponencial, puede llegar a ser verídico o puede llegar a ser una absurda mentira, que proporción de socialización tenemos estando 12 horas delante de las redes sociales en lugares donde tenemos “1000 amigos” pero realmente no conocemos a ninguno, que proporción de estudio tenemos de un dispositivo con el que estamos conectado a todo pero a la vez a nada.
Quiero decir últimamente miramos muy poco al mundo, y las maravillas que este ns muestra al día y pasamos a estar única y exclusivamente atados a un pequeño dispositivo que si se me permite decirlo no da más problemas que otra cosa: Que si se me acaba la batería, que si se me acaban los datos, que si se me queda pillado, que si se me va el wifi, que si no tengo cobertura…  Y he aquí la pregunta en que momento nos hemos convertido esclavos de nuestro propio teléfono. Tal vez llendo por la calle no vayas a ver esto:

Pero cada día que pasa se vuelve más y más cotidiano ver esto : 

Quiero decir, me parece horrible la idea de que esto lo veamos como algo normal, el hecho de que un niño pequeño que debería de ir por la calle preguntado a sus padres como funciona esto, que es aquello y como se llama aquello otro, pase las horas embobado ante tal artilugio, o que en vez disfrutar de nuestros amigos no pasemos el rato que estamos con ellos más atentos a nuestros teléfono que a lo que hablan.

Lo más gracioso la crítica no es al aparato en concreto, ni a la persona en concreto, pues últimamente quien no vive conectado a unos de esos pequeños (aun ya no tanto) aparatitos esta desconectado del mundo, y ya no solo del mundo si no de su propio entorno, es decir cuando el mundo real ha pasado a ser tan aburrido, o solo es que nos parece mejor mirar el móvil que hacer caso a la cruda realidad. 

miércoles, 26 de noviembre de 2014

CRITICA A LA HUMANIDAD


No creo que muchas personas lleguen a leer esto, pero la que lo haga este texto solo trata de hacerte pensar y concienciarte sobre la verdadera realidad,  pero nunca dejara de ser una opinión  personal.

Me avergüenzo de mi especie, y con ello no me refiero a mi color de piel o mi nacionalidad, si no al significado general de humano.
Vivimos en un mundo en donde vale más el dinero que la vida de una persona, donde vale más la moda que la extinción de una raza, donde vale más la producción que la propia naturaleza. Seguimos adelante arrasando todo a nuestro paso sin pararnos a pensar que según hacemos esto solo nos vamos destruyendo a nosotros mismo, vivimos en un mundo en donde lo primordial es seguir adelante y salir a flote sin importarnos a cuantos hundamos en el camino y nadamos hacia una falsa superficie de materialismo con los ojos vendados para no ver a aquellos que necesitan de nuestra ayuda, con los oídos tapados para no escuchar sus gritos de dolor, con la única esperanza de enriquecernos a base de empobrecer a cientos más.

En la escuela desde pequeños nos enseñan a vivir con el resto, a socializarlos, a hacer amigos, pero a  la mínima, ya no hacen luchar los unos con los otros, y después de decirnos que todos somos iguales nos empiezan a comparar con los que “son mejores que nosotros” cuando el hecho es que cada individuo en este planeta es UNICO, que nacemos siendo únicos y que por mucho que queramos jamás conseguiremos ser una copia de otra persona, pero hoy en día la gente tiene la falsa idea que el hecho se ser único, ser especial en uno mismo y no querer ser una absurda copia, es algo malo algo raro, que la verdadera originalidad reside en el hecho de seguir unas tendencias impuestas por el capitalismo y cuyo único objetivo es el de enriquecer a unos pocos, y sinceramente no sé qué le ven de bonito a cosas que son parecidas unas a otras, acaso no resalta más un barco entre el mar, acaso no resalta más una nube en el cielo o una estrella en la oscuridad del universo,  acaso no es mejor brillar por lo que te hace ser especial que apagarte por el simple hecho de que el resto lo haga, pero por desgracia hoy en día ser uno mismo es algo malo, algo por lo que acosan, por lo que te insultan o incluso por lo que llegan a despreciarte.

Me da vergüenza pertenecer a la única especie que tiene armas para destruirlo todo, una especie que lucha con ella misma, una especie capaz de generar una guerra con una sola palabra de un mandamás, de aniquilar a una nación entera con pulsar un botón, una especie que a su paso solo genera sufrimiento con escusas de falsa paz, que solo genera  destrucción con la excusa del avance, una especie que mata con la excusa de que el otro empezó primero, una especie que de estar en su mano lo destruiría todo, incluida ella misma por ser mejor que otro ejemplar de su propia especie.

Vivimos en grandes sociedades lideradas por personas que en su mayoría reciben más poder del que deberían tener, grandes multitudes manipuladas por los medios, engalladas de la realidad, vivimos con una venda que por desgracia nos ponemos voluntariamente, vivimos con agrado en la ignorancia siempre que encima de nuestras mesas haya algo para comer, y lo mejor es que aun viviendo en la ignorancia y con dicha venda, nada nos dice que vamos a tener algo para comer, y si por un casual acabamos en la más absoluta pobreza tenemos la falsa idea de que esas personas llegaron ahí por propia voluntad y que ya por el único motivo que no tener nada, nosotros somos mejor que ellos, y solo nos dedicamos a tratarlos como despojos, y a complicarles la vida, más aun de lo que ya la vida se lo pone. Hoy en día el significado de humano es tener propiedades, dinero, familia… de lo contrario solo eres una basura, tenemos el absurdo ideal de que ser pobre es ser una mierda.

Lo más gracioso de todo es que las personas más cueles son aquellas que deberían de ser las más inocentes, son aquellas que deberías ser las más puras, son aquellas que deberías de ser el futuro, LOS NIÑOS, corrompidos por una sociedad, ellos casi incapaces de ocultar la verdad, o lo que ellos creen que es la verdad, casi incapaces de guardarse sus palabras y mostrar lo que la sociedad considerar diferente, hace a esos pequeños las cosas más crueles de este mundo, capaces de crearse traumas tan profundos entre ellos que pueden perdurar hasta la madurez o incluso hasta la adolescencia donde después de sufrir incontables años de insultos, golpes y acoso puede desembocar en muchos casos en el suicidio.

Tenemos que empezar a valorar mas a las personas, a valorar mas los sentimientos y a cuidar a aquellas cosas que nos cuidan, de lo contrario me temo que no tardando mucho deberías de sustituir el termino de humanos, por el termino de maquinas, por que a este paso no falta mucho para que el avance sea un fin que justifique los medios necesarios para avanzar.


De una u otra manera  por mucho que intentemos recapacitar sobre esto la raza humana siempre justificara la fuerza como un medio razonable de obtener las cosas, como un medio de cambiar hacer cambiar los ideales de otras personas, por mucho que lo intentemos nuestro conceptos siempre serán los verdaderos, nuestras creencias siempre serán las correctas y nuestras acciones siempre serán las buenas, nunca nos equivocaremos pues los errores, siempre son del resto. Por mucho que lo intentemos siempre criticaremos a otros por acciones que nosotros mismo hacemos, siempre acusaremos antes incluso de conocer la verdad, y siempre que podamos acudiremos a a debilidad más profunda de nuestros enemigos para derribaros sin importar lo que caiga con ellos o cuando daños colaterales provoque, de una manera u otra el significado de humano lleva consigo el significado de imperfecto, si fuéramos perfectos nos daríamos cuenta de que las maquinas no tiene sentimientos, y entonces nos gustaría ser humanos, porque si algo tiene el ser humano es que quiere todo aquello que no tiene, y no quiere todo aquello cuanto tiene, y en el momento que perdemos lo que tenemos para conseguir lo que queremos, nos damos cuenta que lo que realmente queríamos era lo que teníamos y no lo que queríamos, y en ese punto nos damos cuenta de que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos o mejor dicho siempre supimos lo que teníamos pero nunca creíamos que pudiéramos llegar a perderlo.